Cremas Depilatorias

Cremas Depilatorias Hay 1 producto.

Mostrando 1 - 1 de 1 item
Mostrando 1 - 1 de 1 item

La depilación está asociada con una cosmética corporal saludable, pues estéticamente se ve muy bien y genera una opinión positiva. Tanto hombres como mujeres, pero sobre todo en el último caso, se afeitan constantemente, pero al deshacerse del vello con cremas depilatorias, se obtiene un mayor beneficio.

Al depilarte con cremas depilatorias certificadas y de máxima calidad, garantizas no solamente una depilación adecuada. Sino que además mantener la piel fresca e hidratada. Evitando así el maltratado de la dermis y su irritación.  

En Farmalcala contamos con las mejores cremas depilatorias del mercado al mejor precio. Comprar productos online nunca había sido más sencillo. 

¿Cuáles es el secreto de las cremas depilatorias?

Las cremas depilatorias están realizadas a base de compuestos químicos que quiebran la estructura proteínica de los vellos sin afectar la dermis. 

De esta manera, una vez que nos aplicamos la crema, la misma va debilitando los vellos de manera rápida y eficaz. Por eso, al momento de remover la sustancia, los vellos se vienen junto a ella al pasar el tiempo señalado por el producto. 

Ten en cuenta que las cremas depilatorias están diseñadas con diversos niveles de sensibilidad. Explora las posibilidades existentes hasta que consigas las más adecuada para el cuidado de tu piel. 

Ventajas de usar cremas depilatorias

Usar cremas depilatorias tiene grandes ventajas sobre la cera y el rasurado que todos deben conocer:

A diferencia de la depilación con cera, las cremas depilatorias son muy rápidas y fáciles de utilizar. En pocos minutos ya habremos culminado la limpieza de nuestro cuerpo. Además, resulta totalmente indoloro, obteniendo los mismos efectos duraderos y disolviendo los vellos desde la raíz.

Las ventajas con respecto al rasurado son aún más notorias. Si bien el rasurado también resulta indoloro, hay que recordar que este no elimina los vellos desde la raíz, sino únicamente en la parte superior de la dermis. Esto tiene tres consecuencias: 

La primera de ellas es que la sensación de suavidad sobre la piel se da en un solo sentido, siendo áspera al sentido inverso. La segunda es que la aparición de los vellos es inmediata, lo que implica que tendremos que estarnos rasurando de manera constante para siempre mantener el mismo aspecto. Y la tercera es que al no tratar la raíz del vello, la misma se fortalece. 

En otras palabras: a medida que vamos rasurando, hacemos que los vellos se renueven de manera cada vez más gruesa mientras no ataquemos directamente a su raíz.